Skip to main content

La «conversión» se refiere a la acción que se desea que un visitante realice en un sitio web o aplicación, que contribuye al logro de los objetivos comerciales de la empresa. Esta acción puede variar según los objetivos específicos de la campaña o estrategia de marketing y puede incluir:

  • Compra de un producto o servicio: Una de las conversiones más comunes y deseadas es la compra directa en un sitio de comercio electrónico.
  • Registro en un formulario: Incluye inscribirse en un boletín informativo, crear una cuenta, o registrarse para un evento.
  • Descarga de contenido: Descargar un libro electrónico, un informe, un software, o cualquier otro recurso ofrecido por el sitio.
  • Solicitud de información: Llenar un formulario de contacto o solicitar una cotización de servicios.
  • Participación en una encuesta: Completar una encuesta o participar en una investigación de mercado.
  • Interacción con contenido específico: Hacer clic en un anuncio, ver un video, o participar en una campaña en redes sociales.

Las conversiones son fundamentales porque permiten medir la efectividad de las estrategias de marketing digital. A través de diversas herramientas de análisis, los especialistas en marketing pueden rastrear y analizar las conversiones para comprender mejor el comportamiento del usuario, optimizar las campañas y maximizar el retorno de la inversión (ROI).

Por lo tanto, una conversión en marketing digital es cualquier acción deseada que los usuarios realizan y que beneficia los objetivos comerciales del negocio.