Skip to main content

El CPC, o Coste Por Clic, es una métrica publicitaria que establece cuánto paga un anunciante cada vez que un usuario hace clic en uno de sus anuncios.

Es una forma comúnmente utilizada en plataformas como Google Ads o Facebook Ads. El CPC es especialmente útil para campañas que buscan generar tráfico hacia un sitio web.

El CPC es un importante KPI en la publicidad digital, ya que permite a los anunciantes medir el rendimiento y la eficacia de sus campañas en función del costo asociado a cada clic recibido. Una ventaja clave del CPC es que garantiza que el anunciante solo pague cuando un usuario muestra interés activo (haciendo clic) en su anuncio, en lugar de simplemente verlo.