Skip to main content

El CPL, o Coste Por Lead, se refiere al monto que un anunciante paga por cada lead o prospecto generado a través de una campaña publicitaria.

Un lead es un usuario que ha mostrado interés en un producto o servicio, generalmente proporcionando información de contacto o cumpliendo una acción específica. Este modelo es especialmente valioso para las empresas que tienen un proceso de venta más largo o complejo, donde el objetivo inicial es capturar información del cliente potencial para luego nutrirlo y guiarlo hacia la conversión.

El CPL es un indicador clave (KPI) en la evaluación del rendimiento de una campaña publicitaria, ya que proporciona información sobre el costo asociado a la generación de leads y permite calcular el retorno de la inversión (ROI) de la estrategia publicitaria.