Skip to main content

El soft bounce es un concepto utilizado en el ámbito del email marketing para describir el resultado de un intento de entrega de un correo electrónico a un destinatario específico. Es una tasa de rebote, como el hard bounce.

Un soft bounce se produce cuando un correo electrónico no puede ser entregado temporalmente a la dirección de correo electrónico del destinatario. Esto puede ser debido a razones como una bandeja de entrada llena, un problema temporal en el servidor del destinatario o un mensaje de tamaño excesivo. A diferencia de los hard bounces, los soft bounces son errores temporales y a menudo se resuelven por sí mismos. Sin embargo, es importante mantener actualizadas las listas de correo electrónico para detectar errores potenciales. Si se producen repetidamente soft bounces con una dirección de correo electrónico específica, puede ser indicativo de un problema más serio que requiere atención, como una dirección mal escrita o un servidor mal configurado.