Skip to main content

La tasa de conversión es una métrica esencial en marketing digital y un importante KPI. Representa el porcentaje de visitantes de un sitio web que completan una acción deseada en relación con el número total de visitantes. Esta acción deseada puede variar según el objetivo del sitio web: podría ser una compra, una suscripción a un boletín, la descarga de un recurso, entre otros.

Por ejemplo, si un sitio web recibe 1.000 visitas en un mes y 50 de esos visitantes realizan una compra, la tasa de conversión para ese mes sería del 5%. Esta métrica es fundamental para evaluar la eficacia de una página web o campaña de marketing en términos de lograr el objetivo deseado.

Aumentar la tasa de conversión es a menudo un objetivo principal para los especialistas en marketing, ya que una mayor tasa de conversión generalmente se traduce en un mejor retorno de la inversión. Las pruebas A/B, la optimización de la experiencia del usuario y la segmentación del público son algunas de las estrategias utilizadas para mejorar la tasa de conversión.